mayo 24, 2024

Noticias

DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

AMLO negó financiamiento del narco en campaña de 2006: «Denuncio al gobierno de EEUU por estas prácticas inmorales»

The three top Mexican presidential candidates, Felipe Calderon of the National Action Party (PAN), left, Andres Manuel Lopez Obrador of the Democratic Revolution Party (PRD), center, and Roberto Madrazo of the Institutional Revolutionary Party (PRI), right, are seen in this composite of file photos taken in Dec. 2005 in Mexico City, Mexico. A poll published on Wednesday May 3, 2006 showed Mexico's conservative ruling-party candidate Calderon, with his first significant lead over Lopez Obrador, the leftist rival he once trailed by as much as 10 points ahead of July's presidential election. Madrazo remained in third place with 22 percent. (AP Photo/Dario Lopez-MIlls, left and center, Marco Ugarte, right)

La tendencia de «Narcopresidente» se instaló  en Twitter la mañana de este miércoles tras una serie de artículos periodísticos que apunta al financiamiento del crimen organizado durante la campaña de AMLO en 2006. El presidente no demoró en desmentir los dichos y dedicó una de sus conferencias más largas en su sexenio a hablar al respecto.

 

«Es una calumnia. Están desde luego muy molestos y lamentablemente la prensa está muy subordinada al poder», lanzó el presidente al instante de ser cuestionado por el tema. Los reportajes se publicaron en EU, aún así, el presidente defendió que se trata de una campaña para calumniar, como parte del proceso electoral. «¿Dónde están las pruebas?, retó.

La información fue abordada por la periodista mexicana Anabel Hernández, y los medios estadounidenses ProPublica e Insight Crimen, en donde se cita fuentes anónimas de la DEA que afirman que se investigó si grupos criminales hicieron aportaciones durante su campaña presidencial de 2006, tras presuntas declaraciones de narcotraficantes. Aunque Propublica relata que la investigación de la agencia antidrogas no consiguió pruebas al respecto, por lo que se cerró la investigación.

 

A pesar de este resultado, el presidente se mostró furioso. «El periodista puede decir que no lo está afirmando, pero la calumnia cuando no mancha tizna» y refirió que recientemente informe que realizó la Universidad Rice que afirma supuesta colusión con el narco. «A ver, pruebas, dónde están las pruebas», lanzó.

 

«Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie, por eso puedo enfrentar estas mafias», dijo durante su conferencia que esta mañana duró más de tres horas. Además, afirmó que todo se trata de un montaje.

 

Esta vez las críticas del gobierno no tuvieron como blanco solo a los medios de comunicación sino al propio gobierno de Estados Unidos, al que acusó de no «poner orden» pues aunque resaltó que mantiene una buena relación con el presidente Joe Biden y confía en su palabra de tener una relación de respeto e igualdad, afirmó que «los aparatos (estatales) y sus agencias hacen lo que les da la gana».

 

«No voy a hacer un juicio formal, pero denuncio al gobierno de Estados Unidos de permitir estas prácticas inmorales y contrarias a la ética política que debe prevalecer en todos los gobiernos del mundo», lanzó. Además exigió: «Tiene que decir la agencia cuáles son sus pruebas, el Departamento de Estado».

 

En su opinión, todo esto se trata de «un doble discurso, una doble moral. Por eso es su crisis. No dejan de actuar con prepotencia y no quieren respetar nuestra independencia, soberanía (…). Mientras no pongan orden, van a tener problemas siempre».

 

López obrador insistió que el tema de los reportajes «es armado y con intenciones de buscar confundir» y cuestionó que se trata también de una estrategia por parte de sus opositores que buscan golpearlo a él. «No debería ser contra mí», dijo.

 

En ese tenor, aprovechó para recordar el episodio de la detención del general Cienfuegos, durante el gobierno de Donald Trump, que afirma no estuvo enterado del caso, pero también fue más allá al exponer una serie de tropiezos que enfrentó de sus opositores para llegar al gobierno, recapitulando el caso del video de Bejarano y del desafuero. «Es un milagro que esté aquí», concluyó.