CIUDAD DE MÉXICO (CDMXPRESS.- CDMX News.-) .-  El actual conflicto entre el coordinador de los senadores de ese partido, Ricardo Monreal, y el expresidente de esa cámara y primer presidente del partido, Martí Batres, es sólo una de las evidencias en que esos y otros líderes buscan reafirmarse y colocar sus piezas en gobierno, las cámaras y la burocracia partidista.

“Golpismo”, concepto asociado a la toma del poder político de un modo repentino y violento que vulnera la legitimidad de un Estado, fue la metáfora con la que el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, define la maniobra de Ricardo Monreal para frustrar la reelección de Martí Batres en el Senado.

“El diputado Porfirio Muñoz Ledo dijo que en la Cámara de Diputados no hay golpismo ni levantismo ni movimientos levantiscos.

Y es que el lunes 19, en la elección interna de los senadores de Morena para definir su propuesta a presidir el Senado, que ganó la tabasqueña Mónica Fernández Balboa, Monreal cometió fraude, acusó Batres, quien aspiraba a la reelección.

–¿Qué consecuencias tiene este fraude?

Las víctimas de “los golpes permanentes” de Monreal han sido la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, todo ello en colaboracion con el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán

–Es una ambición sin límites, una ambición irrefrenable. Debe ponerse límites.

Batres recordó que Monreal llegó a la coordinación de Morena después de “chantajear” a Andrés Manuel López Obrador tras perder la postulación a jefe de gobierno de la capital, y “producto de eso entró al Senado por la puerta de atrás”.

El viernes 23 Batres, el primer presidente nacional que tuvo el partido Morena, presentó una queja contra el “fraudulento” proceso interno del grupo parlamentario en el Senado ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Monreal,  es identificado en Morena como el personaje detrás de la estrategia para que renuncie Sánchez Cordero como secretaria de Gobernación y colocar en su lugar a su amigo Manuel Velasco, exgobernador de Chiapas, acusado de corrupción.

Ademas se le responsabiliza del golpeteo a Sheinbaum, debido a su relación con Miguel Ángel Mancera, exjefe de gobierno y coordinador del grupo parlamentario del PRD (cargo que no debe existir porque sólo tiene cuatro senadores, si bien pronto se sumará la panista Xóchitl Gálvez).

Rojas Díaz Durán, quien tiene meses en campaña por todo el país, es el más rijoso de los aspirantes a dirigir Morena, entre los que se encuentran también Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional y quien fue contralora en el gobierno de López Obrador, y la propia Polevnsky.

“Para nosotros la unidad está por encima de todo”, subrayó Polevnsky, la secretaria general en funciones de presidenta de Morena.

“Se hará una auditoría integral que nos dé certeza a todos de que el padrón y el sistema son válidos. La empresa será la encargada de decirnos cuántos militantes hay exactamente, si 1.7 o 3.1 millones”, subrayó Polevnsky.

La dirigente también informó que Leonel Godoy Rangel será secretario de Organización, un cargo que era fuente de conflictos, porque el anterior, Gabriel García, coordinador de delegados federales, dejó como “encargado de despacho” a Francisco de la Huerta, una figura que no existe estatutariamente.

Rojas Díaz Durán, achichincle de Monreal, anunció el viernes 23 que impugnará la convocatoria, porque “es un pacto cupular de la nomenclatura que excluye a millones de lopezobradoristas”.

Trepadores

El caótico estado en el Senado y la guerra entre grupos en Morena no pasó inadvertida para López Obrador, quien el miércoles 21 descalificó, sin dar nombres, a los políticos trepadores.

“El político tradicional, el que está pensando cómo colarse, no ayuda en nada y no tiene futuro, porque el pueblo de México ya es otro, hubo un cambio de mentalidad y cuando cambia la mentalidad del pueblo cambia todo”, subrayó.

Y censuró: “El pueblo de México tiene un instinto certero, sabe quién habla con la verdad, quién tiene buenos sentimientos, quién se preocupa por ayudarlos y quién es un trepador, un oportunista, un politiquero”.

Si Morena se echa a perder renunciaré al partido: AMLO

El presidente López Obrador dijo que además de que renunciaría a Morena, también pediría que le cambiaran el nombre al partido.

 

Por admin

Deja un comentario